Himnos de la historia-Castillo fuerte es nuestro Dios

Título en Inglés: A mighty fortress is our God
Título en Alemán: Ein feste burg ist unser Gott
Música y letra: Martin Lutero (Martin Luther)
Año: entre 1527 y 1529
Traducción al Español: Juan Bautista Cabrera


Considerado por muchos el Himno de Batalla de la Reforma, fue compuesto por Martín Lutero en algún momento entre 1527 y 1529. Se dice que mientras entraba al pueblo de Worms Lutero entonó las estrofas de este himno para animar a sus amigos y acompañantes. La  historia de este viaje se narra de manera magistral por Jean Henri Merle D’Aubigne en su libro History of the Reformation of the Sixteenth Century, Libro 7 Capítulo 3:
“Las gentes salían presurosas a su encuentro, y algunos amigos le ponían en guardia contra el propósito hostil que respecto de él acariciaban los romanistas. ‘Os echarán en una hoguera – le decían, –  y os reducirán a cenizas como lo hicieron con Juan Hus.’ El contestaba: ‘Aun cuando encendiese un fuego que se extendiera desde Worms hasta Wittenberg, y se elevara hasta el cielo, lo atravesaría en nombre del Señor; compareceré ante ellos, entraré en la boca de ese Behemoth, romperé sus dientes, y confesaré a nuestro Señor Jesucristo.’
Al tener noticias de que se aproximaba a Worms, el pueblo se conmovió. Sus amigos temblaron recelando por su seguridad; los enemigos temblaron porque desconfiaban del éxito de su causa. Se hicieron los últimos esfuerzos para disuadir a Lutero de entrar en la ciudad. Por instigación de los papistas se le instó a hospedarse en el castillo de un caballero amigo, en donde, se aseguraba, todas las dificultades podían arreglarse pacíficamente. Sus amigos se esforzaron por despertar temores en él describiéndole los peligros que le amenazaban. Todos sus esfuerzos fracasaron. Lutero sin inmutarse, dijo: ‘Aunque haya tantos diablos en Worms cuantas tejas hay en los techos entraré allí.'”
El compositor Johann Sebastian Bach, basándose en este himno, compuso la cantata Ein feste Burt ist unser Gott, BWV 80 para ser utilizada en la ciudad de Leipzig para la celebración del Día de la Reforma, fiesta que se celebra el 31 de octubre.
Existen numerosas traducciones de este himno. El texto original en Alemán contiene figuras literarias difíciles de traducir. Debido a la época en que vivió Lutero, tuvo que sufrir la persecución y amenazas de muerte por parte de la Iglesia Católica. Amigos suyos fueron asesinados junto con sus familias enteras. Todo esto se vió reflejado en el texto original en Alemán. En las traducciones a nuestro idioma se perdió buena parte de este mensaje, y revisiones posteriores han suavizado aún más las palabras hasta el punto de que se ha perdido por completo el sentido original de este himno.Este fenómeno no solo sucede en nuestro idioma. También se presenta en Inglés y en los demás idiomas.
Letra de Castillo fuerte es nuestro Dios, en la traducción de Juan Bautista Cabrera.


Castillo fuerte es nuestro Dios;
Defensa y buen escudo.
Con su poder nos librará
En este trance agudo.
Con furia y con afán
Acósanos Satán
Por armas deja ver
Astucia y gran poder;
Cual él no hay en la tierra.

Luchar aquí sin el Señor,
cuán vano hubiera sido.
Mas por nosotros pugnará
de Dios el Escogido.
¿Sabéis quién es? Jesús,
el que venció en la cruz;
Señor de Sabaoth,
omnipotente Dios,
él triunfa en la batalla.

Aun cuando estén demonios mil
prontos a devorarnos,
no temeremos, porque Dios
vendrá a defendernos.
Que muestre su vigor
Satán, y su furor;
dañamos no podrá,
pues condenado está
por la Palabra santa.

Sin destruir la dejará,
aunque mal de su grado:
es la Palabra del Señor
que lucha a nuestro lado.
Que lleven con furor
los bienes, vida, honor,
los hijos, la mujer,
todo ha de perecer;
de Dios el reino queda.

 

 

 

 

 

Show Buttons
Hide Buttons